ARTE: Poesía venezolana del siglo XX está presente a través de sus “rasgos comunes”. - SenderosdeApure.Net

Recientes

CASA: AUDIO: PROCLAMA YO AMO APURE

sábado, 21 de septiembre de 2019

ARTE: Poesía venezolana del siglo XX está presente a través de sus “rasgos comunes”.


Prensa. Banesco.

Banesco y la Embajada de España en Venezuela presentaron “Rasgos Comunes”, Antología de Poesía Venezolana del siglo XX. El libro entrega una selección de poemas de 87 autores que van desde Francisco Lazo Martí, nacido en 1869, a Luis Enrique Belmonte, nacido en 1971. Es una minuciosa revisión de 100 años, publicada por la Editorial Pre-Textos.

Banesco Banco Universal -cuya política de Responsabilidad Social Empresarial y Sostenibilidad tiene como pilares el fomento a la educación, la salud y la inclusión financiera de los venezolanos- bautizó el pasado 17 de septiembre, el libro “Rasgos Comunes”, una antología que reúne la obra de 87 poetas venezolanos que comprueban la innegable tradición lírica del país en el siglo XX.

El texto es una compilación que llevó cuatro años de trabajo e implicó una exhaustiva tarea de arqueo, investigación, lectura y selección por parte de tres intelectuales venezolanos, como son Antonio López Ortega, Gina Saraceni y Miguel Gomes. El nombre que recibe es tomado del libro más emblemático del autor Juan Sánchez Peláez, “Rasgos Comunes”, cuya poesía fue tildada como “el secreto mejor guardado de América Latina”. 

El presidente de la Junta Directiva de Banesco Banco Universal, Juan Carlos Escotet, dirigió las palabras de bienvenida a los asistentes de la ceremonia.  En su discurso resaltó la calidad de los artistas venezolanos alrededor del mundo. “La presencia en las agendas culturales de nuestros artistas visuales se ha incrementado en ciudades de Estados Unidos, América Latina y Europa. Lo que antes era excepcional, se ha vuelto corriente. Algo parecido ocurre con los músicos venezolanos, que gozan de especial visibilidad. No hay un día, y no hay exageración en esto, en que los músicos venezolanos no sean fuente de algún anuncio, siempre estimulante, siempre positivo. Cosas semejantes pueden decirse de nuestros curadores, lutieres, actores, fotógrafos, cineastas, editores, dramaturgos, cantantes, periodistas y, por supuesto, de los escritores, de todos los géneros y de todas las generaciones”, concluyó Escotet.

El Excelentísimo Embajador de España, Jesús Silva Rodríguez, se refirió a los lazos culturales que unen ambos países y la riqueza de la poesía venezolana. “Es un volumen que compila los nombres de los poetas más destacados del siglo pasado de este país con el cual nos unen fuertes lazos históricos, sociales y culturales. Apenas podemos imaginar entre tanta producción poética el reto de la investigación que ha supuesto para los autores el llegar a esta selección, que, si bien no puede abarcarlo todo por razones evidentes, con seguridad ofrece una visión muy coherente. Este libro es un instrumento muy útil para los que desean adentrarse en la lírica venezolana tan rica”.

La antología, de más de 1.100 páginas, fue publicada este año  por la editorial española Pre-Textos, una de las casas más importantes de narrativa y poesía en idioma español. Manuel Borrás, su director, envió sus saludos a los asistentes desde Valencia, España: “El compromiso de Pre-Textos con la literatura latinoamericana, es el compromiso que tiene asumido desde sus principios con la poesía escrita en español. Creemos que una de las líneas de fuerza de la literatura universal pasa, indiscutiblemente, por nuestro país y ello gracias al dinamismo que las distintas poéticas americanas y peninsulares le han dado a esa poesía”, afirmó Borrás.   

La escritora y profesora de la Universidad Central de Venezuela, María Fernanda Palacios, tuvo a su cargo la presentación del libro. “La antología no es un rompecabezas de mil piezas que tenga que armar nadie, una cronología que deba recorrerse, no debemos confundir el índice de los autores como un retrato de lujo, es más bien un largo y laberíntico corredor lleno de ecos, rasgos comunes… cada lector entra en ese corredor, escucha algo y echa a andar. El contexto y el criterio que se gozan en el prólogo nos deja ver que no se trata de juicio de valor estético ante la obra de cada poeta considerado individualmente, en este sentido es un acierto el título, porque la expectativa del lector crece alrededor de esos rasgos comunes, pero es necesario que a la vez sobreviva la viva singularidad de cada uno”. 

Antonio López Ortega dirigió unas palabras en representación del equipo de editores conformado además de él, por Gina Saraceni y Miguel Gomes. “En el compendio, el lector podrá reconocer a los grandes poetas del siglo: Ramos Sucre, Gerbasi, Sánchez Peláez, Cadenas, Sucre, Montejo, Pantin, Barreto, que son los árboles altos del bosque, pero yo diría que lo más importante es el bosque. Esta antología permite entender que nuestros grandes nombres son inexplicables sin esa tradición, o mejor dicho, que nuestros grandes poetas forman parte de una tradición: no salen de la nada. Y lo importante es tenerlos a todos allí, para que el lector reconozca, justamente, los rasgos comunes, que son muchos. Mi impresión, al ver el libro ya editado, es que la poesía venezolana, es de las más importantes poesías del universo verbal iberoamericano. De esto no me cabe ninguna duda”.

El evento tuvo el honor de contar con la asistencia de varios de los poetas que son parte de la antología Rasgos Comunes, como el maestro Rafael Cadenas, Yolanda Pantin, Igor Barreto, Jacqueline Goldberg, Rafael Castillo Zapata, Alfredo Chacón, Santos López, Armando Rojas Guardia, Arturo Gutiérrez Plaza, María Antonieta Flores, Alejandro Oliveros, Carmen Verde Arocha, además de familiares, en el caso de los autores fallecidos.

“Rasgos Comunes”, sin duda un libro de referencia para estudiosos de la creación en idioma español, ha sido presentado ya en España en ciudades como Madrid, Tenerife, Barcelona y La Palma y en Colombia, en el marco del Festival Internacional de Literatura Las líneas de su mano que se celebró del 2 al 6 de septiembre en Bogotá.