APURE: El viaje a la eternidad de exer Armando Fulco Taquiva patrimonio histórico humano del municipio Páez. (CRÓNICA). - SenderosdeApure.Net

Recientes

CASA: AUDIO: PROCLAMA YO AMO APURE

sábado, 14 de septiembre de 2019

APURE: El viaje a la eternidad de exer Armando Fulco Taquiva patrimonio histórico humano del municipio Páez. (CRÓNICA).

Séneca (el joven) refirió: nada es tan cierto como la muerte; y San Agustín postuló: “todo es incierto; sólo la muerte es cierta”.

Crónica. Aljer “Chino” Ereú.

Marcha usted amigo mío a los umbrales celestiales, y yo acá en esta habitación, con el corazón compungido, con el rostro pesaroso, con mis manos trémulas, tratando de articular este códice, que más escrito por mí, es escrito por el dolor de decirle adiós a mi mejor amigo en estos últimos años, años en los que tuve la oportunidad de estrechar una congenia amistad contigo, al igual que con tu entorno familiar, el cual me abrazó con singular franqueza. Podría escribir mucho diciendo poco, o quizás poco expresando mucho.

Pero sin duda que lo extrañaré amigo mío, extrañaré esas conversas domingueras, las jaranerías de parte y parte, las confidencias y recuerdos de nuestras vidas, esas invitaciones a los viajes mentales, a la reminiscencia del pueblo que se fue para no volver, esas palabras suyas: quédese en Guasdualito y siga su trabajo, siga escribiéndole. Como la máxima anterior de Lucio Anneo: nada es tan cierto como la muerte; y es así, hoy estamos mañana quizás no; y fíjese amigo mío, ayer fue mi última visita para ti en tu casa, allí leímos la sagrada escritura, y en mi sentir quise orarte, quise orar por tu recuperación; luego nos despedimos con un estrechón de mano, no pensé que sería el último. Consternado estoy amigo mío.

Mi cariño y respeto por ti no acaban con tu partida, se mantendrán mientras Chino Aljer viva, ojalá que este pueblo honre tu memoria de una forma tangible, nuestras historias menuda y contemporánea están de luto, el municipio está de luto y en deuda contigo. Elohim Yave te reciba en su reino eterno, por allá nos veremos cuando Él en su perfecta voluntad lo disponga.
Aljer.-

EXER ARMANDO FULCO
Cada pueblo tiene sus historias y estas historias sus escribientes, sus Simas Qian y Píndaros locales, y es gracias a estos inquietos y acuciosos investigadores que se conforma la memoria histórica popular, no siendo una tarea fácil en la clepsidra del tiempo vencer óbices para lograr a través de la recopilación de lo cognoscente las respuestas presentes a las interrogantes pasadas. Siendo así, es de gran magnitud, considerable y meritoria la faena cumplida por el ubérrimo profesor Exer Armando Fulco Taquiva “El Cronista de Periquera”, guasdualiteño de rancia progenie preocupado siempre por dejar un legado en forma tangible a sus coterráneos.

Nace en la población de Guasdualito el 23 de febrero de 1952. Hijo de don Carmelo Fulco y de la señora Josefa Taquiva. Catedrático jubilado de vasta trayectoria cuyos años de docencia transcurrieron en diversos centros educativos del municipio Páez, entre ellos: Escuela Técnica Agropecuaria de El Amparo (ETA) y el Liceo Fernando Calzadillas Valdés. Su extenso curriculum vitae contempla: Supervisor de Zona Educativa, Jefe de Distrito Escolar N° 04. Cargos políticos: Ex –diputado (1993-1995); ex -alcalde del municipio Páez (1996-2000).

Desde sus primeros años, su catalejo fue absorbiendo las cromaticidades del Guasdualito Macondo, para abriles más tarde pintarrajear con sus oleos mentales el triparte retrospectivo de su lar nativo. Sus manuscritos alejandrinos: Pueblo que Nunca Olvido, La Historia no se Acaba, Crónicas de mi Tierra, Un Secuestro, un Avión, Guasdualito Ayer y Hoy, y Cuartel Viejo de Guasdualito, son referencias obligadas para los ensambladores y exegetas de nuestra historia. Cincelada en granate y mármol esta su querencia por su pueblo, por su gente e indisiocracia.

Sin duda alguna que su obra transcenderá en el contubernio de la era, manteniéndose vigente de generación en generación, por ello es justicia que en vida sea declarado por gerencias visionarias como patrimonio histórico humano de nuestro pueblo y jurisdicción municipal.

A EXER FULCO
/
El tiempo es fiel testigo
de lo que somos y no seremos,
con el tiempo volveremos
al lugar dónde partimos.
Entonces abrir caminos
es tarea obligatoria,
para dejar en memorias
nuestro recuerdo tangible
y que otras manos plausibles
aplaudan nuestra trayectoria.
/
El hombre alcanza la gloria
y con ello su equilibrio,
primero teniendo un hijo,
continuidad de su historia.
La segunda aprobatoria:
sembrar un árbol, que es vida,
la tercera requerida:
escribir al menos un libro,
para que, en los años furtivos,
su vejez sea colorida.
/
Exer Fluco en su vida
ha cumplido lo anterior,
hoy cosecha con fervor
los frutos de sus expectativas.
No fue un barco a la deriva
en medio de fuertes tormentas,
supo mantenerse alerta,
hoy su ancla está segura
y su legado perdura
en papel y estampa imprenta.

Hasta una nueva oportunidad amigo mío...

ALJER
Guasdualito, 01 de febrero de 2019
Hora: 03.02 pm